Traducciones

Image-empty-state.png

Fragmentos de 'Peau d’ame'

Catherine Pozzi

Traducido por Juan Salvador

Número revista:

10

Resonaban en este día, y no en tu memoria; no estaban en tu cuerpo, sino en las cosas, fuera, –en algún lugar, más bien, no sé dónde, entre las cosas y tú–. No era el recuerdo, sino el sentir. Una fisura, una falla del tiempo, abierta más allá de las entrañas de la consciencia, alcanzaba un elemento nuevo, inagotable, una emoción pura, donde instantes como éste quedaban atrapados.
Estoy sintiendo lo que ya he sentido.

Image-empty-state.png

'Coplas' / 'Coples'

Paul-Jean Toulet

Traducción de Juan Salvador

Número revista:

9

No temas que el tiempo sepa romper los cielos;
Ni que en sus manos varíen las flores o los imperios.
Nada cambia. Tú respiras el mismo lirio
Que en otros tiempos Cleopatra —y el mismo beso—.

Image-empty-state.png

Poemas de 'Guayaquil'

María Auxiliadora Balladares

Kimrey Anna Batts

Número revista:

9

suddenly, when the cops threaten us with their pistols and their bullets, we turn into paper people that the wind lifts up, my hand can no longer hold on to you, and I with my new eyes I watch how you drift away, how the wind that saved us now pulls you away and drops you into the river and you’re drenched all over and you disintegrate, if I keep flying, I go inside of a cloud and I make it weep and the city gets wet and falls apart,
too late now Guayaquil, if her river swallowed you, too late now Guayaquil

Image-empty-state.png

Kaspar de piedra

Laure Gauthier (extracto)

Traducción de Mariano Rolando Andrade

Número revista:

9

La humedad me reconoció fácilmente,
la agonía del despertar, el imposible recuerdo del primer abismo,
el grito primero

de la mañana,
la ausencia de caricias,
olas de carencias,

Image-empty-state.png

Poemas de 'Zugunruhe'

Kelly M. Grandal

Traducción de Margaret Randall

Número revista:

9

En tu país eras alguien pero aquí no eres nadie.
Nadie
la ceguera del cíclope,
la ira de Poseidón,
la bruja Circe.
Pero mañana la aurora,
la honda contra Goliat.

Image-empty-state.png

La morfología de Serafín

Marian Ecarri

Traducción al español por Juan Romero Vinueza

Número revista:

8

Hay un tipo de ángeles en el cielo conocidos como 'Serafines', palabra que podría traducirse como 'aquellos que arden'. Algunos se refieren a ellos como bestias, gracias a sus sorprendentes cualidades físicas: poseen seis alas y eternamente están cubiertos por llamas.

Image-empty-state.png

'Espace tu m’as vaincu'

César Dávila Andrade

Traducción al francés de Juan Salvador Velecela

Número revista:

8

Espace, tu m’as vaincu. Je meurs dans ta vie éternelle.
Je tue en toi mon âme pour vivre en tous.
J’oublierai l’empressement dans ta fermeté véloce
et l’oubli dans ton abîme qui unifie les choses.

Image-empty-state.png

Las abominaciones

Corentin Carlier

Traducción al español de Helena Unzué Gros

Número revista:

8

...una espuma nueva se acerca a tu pecho, soberbia fragata, de olas tónicas y crueles; es la Idea, la soberana del vicio y del amor inventado; es la Idea, paso cruel de lo inefable en tu camino; es la Idea, la gran sacerdotisa de ojos rojos; es la Idea, ¡oh la redención del señor asegurada!

Image-empty-state.png

Dos poemas

Michael Palmer

Traducción de Juan José Rodinás

Número revista:

8

He estado escribiendo un libro, no en mi lengua materna, sobre violines y humo, líneas y puntos, libres de hablar y convertirse en las cosas que decimos, páginas que se sientan, miran alrededor y reman decididamente hacia el sol poniente

Image-empty-state.png

Lo sé, pero no debía

Marina Colasanti

Traducción de Rafael Climent-Espino

Número revista:

8

Y, como no miramos afuera, después nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas. Y, porque no abrimos las cortinas, después nos acostumbramos a encender antes la luz. Y, a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud.

Image-empty-state.png

'Sanguínea'

Gabriela Ponce

Traducción al francés por Jeanne Bollée

Número revista:

8

Nous arrivâmes à la rive et je me déshabillai, me couvrant la poitrine des mains et pleurant pour une chose si grave qu’elle pouvait à peine se penser, une chose si grave qu’elle en devenait neutre, elle n’était ni immobile ni en mouvement et elle avait existé depuis toujours.

Image-empty-state.png

Mariposa negra / Papillon noir

Yannick Haenel

Traducción de David Pinto

Número revista:

8

- - - - - - Estoy al borde de un precipicio - todas las mujeres - están al - - borde de un - - precipicio - siempre lo han estado - solo al borde de un precipicio la palabra puede realmente nacer - - - y aquella que se lanza al precipicio se encuentra un susurro - esta noche quisiera susurrar