Image-empty-state_edited.jpg

Cuatro poemas

Lucas Andino

Número revista:

5

traduces una mezcla hasta que sepa amarga

la obligas a que desnuda se presente

sabe mal por temporadas pero con frecuencia significa

algo   eso es lo importante

el plomazo de un “peor es nada” o un “por si acaso”

puede suponer una ventaja en la fantasía

la apuesta arrogante de que existe una mente

pero sobre todo una consigna que podría detener

la experimentación en el debate

la promiscuidad en la interconexión

ponle un nombre en cualquiera sea tu ámbito

mercado o disciplina

y cuando ya no quede nada más que la amargura

sabrás lo mucho que te has equivocado



poseo capital contingente

después de un espasmo

dos vidas que se han abierto

a mis espaldas   todo cabe

especialmente la del hastío

es solo una relación muscular

con lo ausente

un quijotismo

en donde la lógica juega a ser la única

función orgánica   extraño

desde la pantalla

aumento la definición

cuadriculada   la forma de percibir

abocada al futuro   una nutria

eres lo parecido

un prefijo

salto del lenguaje a la vida

como demostración

y te quedas agotado

en el lugar donde pones el énfasis

siempre en lo más peligroso

porque te pareces al aire de enfrente

aunque verde



una posibilidad el humo

una forma de cambiar

a otro caos que conoces

dentro tuyo ¿pero dónde

cómo? se supone que se arma

una lista no violenta de indicaciones

la familia-preferencia dictamina

e inmediatamente quedas puesto

en un recuadro

sin que alguna vez te hayan consultado

¿escribes?

porque todos son capaces de hacerlo

vives tu lugar quimérico

una gigantografía de una máquina

pálida cuando te enfrenta



todo a tu alrededor oscila

y aun así cumples con lo prometido

crees que un aspecto del comienzo

se desprende y acelera el paso

para desenterrar aquel lugar pendiente

que alguna vez se había mostrado

tímido   en la parte más sensible del techado

una gota se transforma en alumbrado

y dictamina traslades el puntal

a un metro de distancia

el sistema de medidas sigue intacto

la oscilación se estabiliza

y en el ojo queda como un filtro

la memoria   aquel aspecto