Image-empty-state_edited.jpg

Escribo la palabra ave, leo la palabra Eva

Ángelo Nestore

Número revista:

8

De por qué me pongo tus camisas usadas


La ropa que tú has usado 

me define más que las flores aterciopeladas de mis camisas.

Cojo una de las tuyas de la boca de la lavadora, antes de encenderla,

y la guardo en la penumbra del armario

donde sé que jamás la encontrarás. 


Rescato tu camisa del peligro

de no tenerte cerca, y me introduzco en ella

para estar por casa,

como si la ausencia se aliviara con la misma tela 

que antes sostuvo tu cuerpo.


El polvo que habita la casa

es en su mayoría escamas humanas,

y yo quiero que la muerte me sorprenda dentro de muchos años,

después de haber llenado las esquinas oscuras de nuestros muebles con tu vida. 

En el fondo de los armarios se acumula lo animal y lo eterno.

El olor salvaje que llamamos hoy amor.


(de Hágase mi voluntad, Pre-Textos)





Carta a un padre


Me enseñaste que para vivir debería:

deglutir, apretar los dientes, morderme la lengua. 

Dejaste la camisa tendida, la camisa tendida, papá.

Para ti todo era attrezzo, la corbata planchada, 

mi nudo en la garganta.

La caricia. Esta mano de niño era una caricia:

ayer la palma abierta en la mejilla, 

hoy el destierro dentro de las uñas. 

Para curarse basta con leer el prospecto: 

por si las náuseas, por si el temblor, por si el ojo cerrado. 

Cuando lo tocas, un crisantemo tiene la textura de la carne humana. 

Eso ya no importa.


Ahora me pongo tus camisas.

Ahora todo el peso de las pinzas 

sobre mis hombros.


(Del libro Adán o nada, Bandaàparte Editores)





Ave y Eva


Me resisto a la idea de ser

aquel niño que vivió en mi boca: recuerdo caer al suelo,

hacerme mil pedazos.

La habitación, limpia solo para mí;

la habitación

y este trozo de carne,

estirpe nómada ante el espejo.

Me miro en el cristal

y hay un animal huyendo del fuego,

una jauría con principio de hombre

o un desastre con nombre de niño.

Por eso busqué en el incendio la excusa y en el aire el pretexto,

por eso me arranco la barba

con la mano que antes me besabas.

No hubo salvación para este pájaro,

juro que hice lo posible para domesticar la espera.

Ahora dejo que la tierra tape los huecos de la piel.

Digo casi no soy

mientras celebro los dos bultos de mi pecho.

Escribo la palabra ave, leo la palabra Eva.


Bajo este cielo ya no hay lengua que me nombre.


(Del libro Adán o nada, Bandaàparte Editores)





E io chi sono?


Por la mañana abandono mi sexo.

Al atardecer vuelvo

cuando me desnudo para entrar en la ducha.


Mi madre siempre dice que tengo los hombros de mi padre.

Con el vaho en el espejo el contorno es más ancho, más

generoso.

Dibujo una línea recta con los dedos, con la mano la deshago.


En los ojos guardo la tristeza de las muñecas

que jugaron a ser hijas

y que mis padres acabaron regalando.

El agua fría me trae a mi cuerpo,

escondo el pene entre las piernas.


Mamá, ¿a quién me parezco?


(Del libro Actos impuros, Ediciones Hiperión)





Ángelo Néstore (Lecce, 1986 / Málaga). Artista no binaria. Su obra gira en torno a lo poético, entendido como territorio cuir en el cual la poesía se híbrida con disciplinas como la música, la performance o las artes escénicas. Poeta Cíborg Pecador es su primer experimento poético-musical, basado en sus poemas.

Ha publicado Hágase mi voluntad (XX Premio de Poesía Emilio Prados, Pre-Textos, 2020), Actos impuros (XXXII Premio de Poesía Hiperión, 2017), traducido al inglés con el título Impure Acts por Lawrence Schimel en la editorial neoyorquina Indolent Books y Adán o nada (Bandaàparte Editores, 2017). En 2021 ha salido su primera colección de poesía en italiano, titulada I corpi a mezzanotte (Interlinea Poesía, 2021). Actualmente co-dirige el Festival Internacional de Poesía de Málaga Irreconciliablesy es directora editorial de la editorial de poesía Letraversal .

Con dieciocho años se alzó con el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Concurso Nacional de Teatro Vittorio Gassman de Roma. Sus últimas obras teatrales son el monólogo en homenaje a Gloria Fuertes Esto no es un monólogo, es una mujer (autor y director) y la pieza en solitario Lo inhabitable, en la que dialogan poesía, teatro y performance. Recientemente se le ha otorgado el Premio Ocaña a su trayectoria poética en el XXI Festival Internacional de Cine LGBT de Extremadura.