Image-empty-state_edited.jpg

invento de genealogía

Victoria Vaccaro García

Número revista:

8

Árbol ginecológico

(fragmentos)


Conjuro dentro de mí las eternas voces que trepidaron en tu anatomía antes de que me conformasen criatura circuncidada por el terror. Solo ellas tienen la potestad sobre mi máscara. A ellas confío la maldición que me instituye animal de niebla ∕ flora del no-mundo ∕ divina simbiosis de los sexos. Con ellas canto para que no suceda la muerte. 


hágase-en-mí-la-sinfonía-de-los-dioses-abortados





Mi 

pubis 

madreselva 

que absorbe ves

tigios de orgasmo so

lo conoce el idioma de los 

abismos el vacío no es ningún 

secreto para nosotras mi uña apun

ta hacia abajo tú me conoces desde que

 un rinoceronte me eyaculó en la latitud de tus 

océanos formaste en mí laberintos cavidades círcu

los que descienden revestidos de mi sangre hacia la hi

giénica muerte del toilet eso es lo que imagino cuando miro 

los filos granates que me florecieron en el ano lacerado de placer





Me dispersé entre catervas inmóviles 


el útero-diáspora se reprodujo en mí sin dejar rastro


―el vacío fue nombrado mujer―


llegué adornada con corazones de niñas


pulsos antiguos fueron música   


florecer fue castigo



intento de genealogía

invento de genealogía





DESTRUCCIÓN DE LOS CUERPOS SUBLIMES


a las travestis y mujeres trans

que viven conmigo

y habitan en mí

con sus vidas y sus muertes




ábrase mi cuerpo


espejismo de un dios primitivo

que no nos perdonó la iridiscencia.


alzamos las cabezas

rotas 

bautizadas con la sangre 

que tomamos de nuestras madres.

así vinimos al mundo:

con espadas de arcángeles lascivos, 

formas animales, calientes, heridas de luz, 

el esplendor del día atravesándonos. 


este dolor fue nuestra muerte inaugurada.


el silencio dio nombre a nuestro cadáver.


desde las grietas que abrieron en nuestros huesos profetas 

establecimos el abismo,

oscuro meridiano entre la vida y la no vida

en el que florecemos como crimen 

hacia los márgenes de un cuerpo glorificado. 


he aquí nuestra belleza terrible


 ritual que celebran nuestras manos

levantadas en el apogeo de la noche.


*


ábrase mi cuerpo para otro sol que arderá en nuestra frente

corona perpetua.




Victoria Vaccaro García (Guayaquil, Ecuador, 1998). Poeta, mujer trans, feminista. Sus textos han sido publicados en el blog de la editorial Despertar, en las revistas Tangente, Pie de Página, Liberoamérica, Elipsis y en el Periódico de Poesía de la UNAM. Su primer poemario, Árbol ginecológico, fue publicado en el sello Minga Poética de la editorial fanzinera Crímenes en Venus (2020). Actualmente, cursa la carrera de Literatura en la Universidad de las Artes de Guayaquil.