Image-empty-state_edited.jpg

Salgo a buscarte

Lizzie Castro

Número revista:

3

Salgo de la cama


fatigado me miro al espejo

no no ¡no!

Me toco la cara

lo confirmo

está ahí

no lo imagino

como siempre me dicen

¿qué es?

Tiene alas

patas

es de color negro

Está atascado en mi mejilla

su aleteo hace que me salgan

lagrimas que bebe

Soy su alimento.





INSTRUMENTO


Te sentí  por última vez

cuando alguien te quitaba de mi cuerpo

En un rincón quedaste colgado

ondeando solo

con la poca brisa que entraba.





Venados albinos corren


sobre colinas afelpadas,

huyen de los espejos mágicos del bosque.

Detenido el tiempo,

las hojas de los árboles quedan suspendidas en una hora eterna.

Una paloma conduce el vuelo

hacía la luz del amanecer que la engaña.

En el silencio de la habitación

alguien crea música para oídos sordos,

tras la puerta   ruido.





SALDO


Es un dolor que va más allá de lo

biológico,

no defiendo aquí su origen,

que me somete,

es sólo un desecho,

saldo en desuso de lo que no fue.





Salgo a buscarte


Encuentro ambigüedades que construyen la realidad

¿La de todos?

¿La nuestra?

¿La de nadie?

Mentiras sostienen una verdad parcial

¿La tuya?

¿La de ellas?

Hay más, siempre hay algo más, nadie conoce el lado oscuro de la luna

La mitad de mí entra en ti, te mira desde afuera

La mitad de ti entra en mí, nos mira desde adentro

Este día no acaba nunca.