Image-empty-state_edited.jpg

Ya no temo a ser la hija bastarda de la luz

Andrea Alejandro Freire

Número revista:

8

Electra


Tengo la garganta atravesada por el silencio, aún. Tengo el alma viajera y el cuerpo estático. Tengo los pensamientos cinéticos y el corazón huésped. Tengo, tengo, tengo, hace tanto que tengo y no temo. Ya no temo a ser la hija bastarda de la luz, la moradora de la oscuridad. Soy el emperador de la metrópolis torturada. Mi pecho contiene un corazón demasiado pesado y grande para alojarse en sitio distinto de un pecho ensanchado por unos senos. Mi piel y mi cabeza tienen muchos habitantes.

Soy de hierro. Aprieto mis dientes y siento el crujir del hierro. Fui carne y sangre, pero se me agotó la sangre y apareció el hierro. Tanto recuerdo, tanto escape, tanto vejamen, tantos escupitajos me desgastaron la sangre. Temí tanto que comencé a sudar sangre. Mis venas huyeron de su caudal y el río se desbordó. El río de mi sangre se desbordó.

Los vacíos son la cicatriz de una gran herida. La herida supura. El grito se queda atascado en la herida. La herida desaparece. Aparece el vacío. HA MUERTO EL TEMOR.





En el espejo


Siempre fui intensa. Siempre fui intenso


Intensamente hombre.


Intensamente mujer.


En mis ojos y en el espejo,


siempre fui intensx.





Lx DragOna


Cuando mamá comenzó a inyectarme estrógenos, también comenzó a inyectarme miedo a ser quién soy. Me temí por mucho tiempo. Ahora me abrazo y despedazo de pasión comiendo mis propias entrañas.

Yo, yo soy lo desconocido. Yo soy mi deidad y mi oscuridad. Yo soy unx milagro de carne, carne revoltosa, lúbrica, perversa, violenta. Irreformable.


Monstrux de sexualidad infinita, incansable, inagotable. En mi sexo habita mi monstruosidad.


Sin marcos teóricos ni límites. Solo un cuerpo para devorar.



Perversión táctil


Mi sexo es sagrado.

Siempre que alguien lo contempla,

nombra fervoroso a Dios.


Mi sexo es profano.

Siempre que alguien lo disfruta,

blasfema sin compasión.





Preferencias


Yo prefiero venirme con cualquiera,

antes de irme con Dios.





Yo, multitud


Nací siendo una,

quise ser uno,

pero terminé siendo múltiple.


Ya no soy una en el cuerpo.

Ya no soy uno en la mente.

Ya no soy una y uno en disputa.


Ya no soy una cárcel,

ahora soy un continente.


Dentro mío cabemos todas y todos,

dentro mío nos acariciamos todas y todos,

todas y todos, los que soy yo.






Andrea Alejandro Freire // Drejanx (Guayaquil, Ecuador, 1988). Performer. Butohka. Gestora cultural. Escritorx. Egresado de Creación Teatral en la Universidad de las Artes (UARTES). Activista marica seropositivo. Integrante del semillero de investigación Las artes y los cinco sentidos de la Universidad de las Artes. Editor de Máquina Púrpura Ediciones, editorial independiente que aborda lo torcido, la estética abyecta, el pensamiento transfeminista y las disidencias sexo-genéricas. Presidente del Movimiento Estudiantil por las Artes (MEPA). Coordinador en TrueQué Residencia y miembrx del Mecanismo de Coordinación País (MCP). Curadorx independiente. Director de programación en Centro Cultural Guayaqueer. Directorx de Las Maricas no olvidamos, espacio que trabaja en la sistematización, restauración, protección, edición, producción, difusión y la reivindicación de los archivos sexo-disidentes en Ecuador.