Edmundo Mantilla recomienda "El mundo alucinante" de Reinaldo Arenas


El pícaro y aventurero fray Servando Teresa de Mier dio en numerosas ocasiones con sus huesos en la cárcel. Aprisionado, encadenado, reducido bajo un sinnúmero de eslabones, nunca deja de imaginar, de soñar, de buscar, de buscar la búsqueda. Por eso, aunque esta sea una novela de numerosos encierros, es sobre todo una narración cuyo tema es la libertad, aquel salto por encima de una valla, aquella reducción a lo más minúsculo, que escapa por entre los barrotes, que rehuye gobiernos, cortes reales y conspiraciones, que nos dice que el ser humano está preso únicamente cuando deja de imaginar.

3 vistas0 comentarios