Image-empty-state_edited.jpg

Himno al lugar

Lorine Niedecker

Traducción de Natalia Carbajosa

Número revista:

7

                                          Y el lugar

                                          era agua



Pez

           pájaro

                      pantano

           Lodo de nenúfares

Mi vida



en las hojas y sobre el agua

Mi madre y yo

                      nacimos

en marjal y marisma y amarradas

al agua



[…]



él pescaba carpas con sus redes

las vendía para que su hija

pudiera prosperar

en tierra

              y aprender

Vio a su mujer perder

el oído



y distanciarse

Ella

                      que sabía de barcas

                                 y aparejos

ya no tocaba



[…]



Lamento que no oyera al pato lomiblanco

cómo emergía disparado

           desde el agua

                      Que no oyera a la polluela sora

la dulce nota descendente



del raspón

cual cuchara sobre lámina de agua

           lagrimita

                      ¿Soltaba ella risitas

de pequeña?



[…]



Crecí en la pendiente

verdosa y resbaladiza

           de umbría y ribera

                      Niñez—vadear

entre la maleza



Columpio en los arces

Glissando de pibí

           sublime

                      canto

del limo



Crecí sobre el río

Libros

           en nuestro embarcadero

Shelley haciendo de remero

mientras leía



[…]



El esfuerzo vivía en nosotros

antes que las religiones

           al fondo del estanque

                      Todas las cosas se mueven

hacia la luz



salvo aquellas

que se adentran limpiamente

           en lo oscuro profundo del mar

                      Un impulso nos hace explorar

lo ignoto



Crecida del río—riada

luego deshielo y dejar la casa

           Volve —la escoba mojada

                      por supuesto mojada

Bajo



la estera empapada

incubando insectos de agua



[…]



Sobre esta corriente

mi memoria de noche de luna

           limpia de carencias

                      lleva sus gabarras

hasta el estuario



del río

Pescaban en belleza

           No siempre fue así

                      En Caladeros

el rojo Marte



ascendente

recorre las ciénagas y esclusas

           de mi mente

                      con las personas

en el filo




………




                                          And the place

                                          was water


Fish

           fowl

                      flood

Water lily mud

My life



in the leaves and on water

My mother and I

                                 born

in swale and swamp and sworn

to water



[…]



he seined for carps to be sold

that their daughter



might go high

on land

           to learn

Saw his wife turn

deaf



and away

She

           who knew boats

                      and ropes

no longer played



[…]



I mourn her not hearing canvasbacks

their blast-off rise

           from the water

                      Not hearing sora

rail's sweet



spoon-tapped waterglass-

descending scale-

           tear-drop-tittle

                      Did she giggle

as a girl?



[…]



I grew in green

slide and slant

           of shore and shade

                      Child-time—wade

thru weeds



Maples to swing from

Pewee-glissando

           sublime

                      slime-

song



Grew riding the river

Books

           at home-pier

                      Shelley could steer

as he read



[…]



Effort lay in us

before religions

           at pond bottom

                      All things move forward

the light



except those

that freely work down

           to ocean’s black depths

                      In us an impulse tests

the unknown



River rising—flood

Now melt and leave home

           Return—broom wet

                      naturally wet

Under



soak-heavy rug

water-bugs thatched



[…]



On this stream

my moonnight memory

           washed of hardships

                      maneuvers barges

thru the mouth



of the river

They fished in beauty

           It was not always so

                      In Fishes

red Mars



rising

rides the sloughs and sluices

           of my mind

                      with the persons

on the edge





Lorine Niedecker (Wisconsin, 1903-1970), poeta estadounidense que pasó prácticamente desapercibida para la escena literaria de su país mientras vivía, es considerada hoy por la crítica la “Emily Dickinson” del siglo XX. Su poesía minimalista, clara y enigmática a un tiempo, basada en la elipsis entre secuencias, irónica y antirromántica y con una cualidad rítmico-sonora inigualable, se asoció en un principio al movimiento Objetivista. Pero más allá de tendencias concretas, la originalidad de la obra de Niedecker se basa en una síntesis entre el elemento popular y folklorista de su tierra natal (la isla fluvial de Black Hawk en Fort Atkinson, Wisconsin) y las estrategias lingüísticas proporcionadas por las vanguardias de la primera mitad del siglo XX; síntesis que, en su madurez, evoluciona hacia una singular visión del paisaje y de la ubicación del ser humano en el mismo que prefigura, aun sin pretenderlo, la corriente actual de la eco-poesía.


Los fragmentos aquí escogidos del poema largo “Himno al lugar” (Paean to Place), escrito tan solo un año antes de la muerte de la poeta e incluido en la antología bilingüe Y el lugar era agua (Editorial Eolas 2018), se articulan en secuencias cortas unidas antes por el sonido que por el significado. En ellas, Niedecker cuenta la historia de su vida familiar en Black Hawk con sus padres, con el agua como presencia constante que condiciona la provisionalidad del vivir y sitúa las circunstancias concretas (la bonhomía del padre y su falta de pericia para los negocios, la sordera y aislamiento de la madre, la vocación literaria de la hija) dentro de una suerte de “trascendencia orgánica”, marcada por los ritmos de la naturaleza y ajena a todo exceso de sentimentalismo. La traducción ha procurado buscar equivalencias en español a las constantes aliteraciones que, lo mismo que el agua que arrastra los enseres, deslizan los significados de verso en verso en inesperados giros, e insertan a la autora en la mejor tradición de la imbricación entre lenguaje y paisaje de la poesía norteamericana.