Edmundo Mantilla recomienda Tekkonkinkreet, dirigida por Michael Arias


En la Ciudad Tesoro, como en muchas otras localidades, urbes antes florecientes, poco a poco abandonadas, como sus niños, que saltan sobre los techos, corren entre los veloces carros y se aferran a sus ilusiones. ¿Qué esconden los callejones, el fuego, las personas? Como el fuego, no pueden ser conocidos si no miramos de cerca y, a veces, necesitamos una proximidad extrema: quemarnos. En Ciudad Tesoro viven «los gatos»: Shiro, quien se entristece cuando el cielo se torna oscuro, y Kuro, quien parece inquebrantable. Alguna vez viajarán en avión, verán el mar, jugarán en la playa. Pero antes deberán enfrentarse con un mundo de corrupción, violencia y soledad, con el minotauro, ese monstruo interior que habita los laberintos de nuestro espíritu.

8 vistas0 comentarios